martes, 4 de noviembre de 2008

UN JARDIN MÁS


Cuando era más joven
Y me tocaba estudiar
El autobús que nos recogía
Salía a las siete de la mañana
Y hasta las siete de la tarde,
No volvía.

Recuerdo que además de llevar los libros
Mi madre me llenaba una fiambrera,
Con tortilla de patatas, pan y chorizo
Y de fruta: o manzanas o peras.

Al terminar las clases al medio-día,
Y después de despedirme de los compañeros,
Solía sentarme en un banco,
En el interior de un jardín,
Con una fuente y una estatua
Y palomas, y gorriones,
Y algún que otro gato.
Todos, yo creo,
Aguardando
Que se me cayera
Alguna miga de pan.

A las palomas conocía a casi todas,
A los gorriones no tanto,
Pero aquel gato pinto, jajaja
Al principio temeroso,
Luego un colega, otro tipo de amigo,
Siempre me estaba esperando.

Hoy, al pasar por allí
Me he quedado sorprendido
El jardín está vallado
No hay palomas, ni gorriones
Ni fuente,
Ni estatua
Ni gatos,
Pero eso si,
Desde fuera está bonito.
¿Pero saben qué les digo?
Que todavía sigo pensando
Que este jardín vallado
Sigue siendo mi jardín.

No hay comentarios:

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs