martes, 29 de diciembre de 2009

EL GIGANTE EGOÍSTA (Primera parte)



EL GIGANTE EGOÍSTA




Mi jardín de alegría
que era mío, mío y de nadie más
se ha ido poblando de gente, de caras,
de niños y niñas que no paran de jugar.
Yo que lo tenía tan verde,
tan frondoso y bonito,
ahora parece un erial
el césped descolorido,
los árboles sin nada de fruta,
muñecas y cordones
de alguna bota, perdidos.
¿Enfadarme?
Eso es poco,
La cólera en mí se ha encendido.
He puesto un cartel en la entrada
"PISAR EN ESTE JARDÍN
QUEDA TOTALMENTE PROHIBIDO"
Así yo creo que quedará
para todos bien entendido.
Es un lugar de mi propiedad
a nadie se lo he pedido.
Este jardín no es de nadie,
solo es mío, mío, MÍOOOOOOO.
LLevo días en la puerta
vigilando, por si acaso.
Los niños al salir de la escuela
rodean por otro camino
porque al sentir mi presencia
les entran ganas de correr y pánico.
Yo me río.
Y les pongo cara de ogro.
De esa manera me han llamado
El GIGANTE más egoísta
que en la tierra haya pisado.
Ya han pasado 100 navidades,
con sus respectivos 100 veranos.
Los niños dejaron de venir
y el jardín está abandonado.
Hasta los pájaros que trinaban
a otro lado se han marchado.
Los árboles están tristes,
las flores, no digamos.
El invierno vino un día
y jamás se volvió a ir.
Casi no salgo de casa,
el hielo, el granizo y la escarcha
ahora se ríen de mí.
¿Pero qué ven mis ojos?
Hay un árbol allá al fondo
todo repleto de flores,
jaja, ¿Será que sea tonto?
¿O serán solo ilusiones?
Voy a ver, jaja.
¿Y tu? ¿Niño? ¿Qué estás haciendo aquí?
¿Porqué estás sin abrigo?
¿No tienes frío? ¡¡Te vas a morirr!!
Me quito la bufanda,
le pongo los guantes,
le recojo entre mis brazos
y le caliento con mi cuerpo de hombre viejo.
¿Quieres comer algo?
Si, una manzana.
Como yo soy tan alto
busco y rebusco en el árbol
y le doy la más preciada.
Ten. Toma.
Cómetela.
¿Dónde estás?
¿Se fue?
¡Vaya un niño más raro!
Me gustaría volverlo a ver...
(CONTINUARÁ)


COMUNERO

1 comentario:

luciernaga_poeta dijo...

Comu, me conmueve mucho leer este cuento, es cómo si te escuchara leyéndolo y haciendo las voz del gigante . A veces te le pareces amigo, sabes? y uno tiene miedo de entrar a tu jardín y dejar en el algo que te enfade. Más el cariño es más fuerte y siempre vuelvo a dejar colgados cómo esos cordones olvidados mi comentario. No se si los lees, se que no los respondes y no importa.
Si algún día vienes sabrás que estuve y que deseo siempre que estés bien. Te quiero mucho y te extraño
Cecy

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs