lunes, 31 de enero de 2011

BUSCANDO UN AMOR


BUSCANDO UN AMOR
Creo que ya soy mayor
y que no va a existir el amor
que me quiera como quiero.
Creo que cuanto más tiempo pase
menos ganas tendré de buscarlo
y eso es algo
que no quiero que pase.
Buscaré siempre que pueda
imaginando que me espera
en cualquier sitio
en cualquier parte
tomando un café en una mesa.
Dejaré que todo ocurra
que sea la fortuna la que me lleve a su vera,
aunque sé que por desgracia
los años se llenan
de aventuras pasajeras
y nunca habrá para mí
una amiga, un aliento que me diga
las palabras románticas
que me alegren las mañanas
y a la noche cuando llegue
me abrace sin ponerme faltas.

COMUNERO

jueves, 27 de enero de 2011

¿VUELAN LOS BESOS?


¿VUELAN LOS BESOS?


Fue un beso
solo un beso
el que me hizo creer
el que me hizo soñar
el que me hizo perder
la razón
los sentidos
el poder dormir
en paz.
Y fue un beso
el que se mezclaba
con mis sueños
mis suspiros
y mis ganas
de rozarte
acariciarte
enfrentarme
a la noche
y la mañana
como un marinero
en su barca
recorriendo los mares
recorriendo las plazas
descorriendo cortinas de las ventanas
buscando tus ojos
buscando tu cara
cogiendo tus manos
atrapando aquel beso
que hacia mis labios
volaba.

COMUNERO


martes, 25 de enero de 2011

TE VOLVERÁS A ENAMORAR



TE VOLVERÁS A ENAMORAR

Si,
solo piensas en ti,
no quieres más
solo quieres ganar.
No
yo no quiero eso,
solo quiero vivir,
reír, llorar y sentir
tener amigos
saber cómo disfrutan
lo que hacen,
lo que dicen,
sus aventuras.
Me gusta la compañía,
y también la soledad,
y si tengo que decidir
prefiero guardarlo para mí
sin tener que molestar.
No,
no soy rencoroso.
Ni espero para vengarme.
Me gusta más acordarme
de lo bueno y nada más.
Solo soy alguien
que pasa cerca, rozándolo todo,
como una sombra
que conoces y que sabes,
imposible de atar.
Por que el miedo está
cuando hay compromiso,
si en eso no insistimos,
todo irá bien.
Pero cuéntame tu.
¿Qué tal te ha ido?
¿Con quién has estado?
¿A quién has conocido?
Invéntate algo,
hazme soñar,
dime cosas que nunca haya oído,
y no te enfades si no me ves,
si no me escuchas,
si no te digo palabras bonitas a la luz de la luna,
porque allí donde estés
allí donde mires,
allí, justo allí,
en frente de ti,
estaré.
Y te oirás hablando,
sola,
contando tus cosas,
a tu propia sombra
como si alguien te leyera los labios
y casi casi besándolos
te volverás a enamorar.

COMUNERO

lunes, 24 de enero de 2011

MURIÓ EL AMOR


MURIÓ EL AMOR

Y la puerta se cerró
Y el silencio se quebró
Y en aquella habitación
Dos corazones murieron
Y salieron disparados
Sin ni si quiera mirarse
Sin decirse ni un adiós.
Y la vida continuó
Y los sueños se difuminaron
Y lo que antes Dios había unido
El hombre lo separó.
El amor había muerto
La felicidad, desaparecido
Y en el monte del Olvido
Dos cruces se han clavado
Como José Feliciano decía
Como cantaba esa letanía
Un hombre ciego
Y ahí terminó la historia
Abrazados en el salón
Un beso, un apretón de manos
La puerta se cerró
Y solo quedó un ADIOS
Roto, únicamente,
Por un portazo.

COMUNERO



viernes, 21 de enero de 2011

CONTANDO BOBADAS



CONTANDO BOBADAS

A veces, solo a veces,
se queda uno sin palabras.
Sin palabras y sin voz.
Y creo que escribir es como si hablaras.
Es como si estuvieras aquí
y yo te contara lo que me ocurre.
Si, ya sé que a ti te da igual,
que no tienes nada qué ver.
Pero no sé,
bueno, si sé.
Sé que estoy hablando solo.
Que todo esto que digo se lo estoy diciendo
a mi imaginación, a mi conciencia
esa que no se calla ni debajo del agua,
la que me sigue y me persigue a cualquier parte.
La que me regaña.
Siento que esta pantalla
es como mi espejo.
Yo le cuento mis penas
y ella se queda escuchando.
Parece como si estuviera pensando
qué tiene que decirme.
Y de repente, yo, me contesto
escribiendo.
Y me río, jaja,
¡Estás loco COMUNERO!
Puede ser, puede que todo sea un invento,
algo que yo solo me lo creo
para pensar que alguien me escucha.
Si. Así es.
Seguro que cuando lo vuelva a leer
seré yo como tu.
Si, fíjate, yo seré como tu cuando termine de escribir
y me ponga a leer lo que ya habrás leído.
Y seguro que pensaré que has sido tu quien lo escribió.
¡Vaya lío!
¿Cómo puede ser que escribas algo para que lo lean
y luego seas tu, el que crea que lo escribió otro?
Jaja, pues no lo sé,
pero así lo pienso.
Anda, anda, no me marees,
acuéstate y mañana escribe
poemas de amor, que es lo tuyo
y déjate de rollos
que a este paso nos vas a volver modorros.

COMUNERO


domingo, 16 de enero de 2011

DESCUBRIENDO A COMU




DESCUBRIENDO A COMU

No soy de esos
que les gusta todo el tiempo
estar dicendo te quiero
sin ganas.
Me gusta ponerme el sombrero de vaquero
y mirar cerrando los ojos,
como si estuviera en el oeste,
en un duelo, con mi cigarro doblado
mirando al malo a ver quién
dispara sin mover un pelo.
A veces se dice te quiero
porque algo te ha gustado
y la manera de expresarlo
y para que se entere quien lo ha dicho,
se dice. Y yo,
¿porque no?
lo digo.
También soy uno
que quiere que se lo digan
pero me gusta que cueste
que no sea tan gratuito.
Vamos, que se tenga que sudar la camisa,
que para que mi corazón brinque
y salga de la cueva
retumben en mí las trompetas
de los angelitos y que lluevan
pétalos de primavera.
Siiiiiii, como en las películas.
Y también me gusta escuchar,
no tener que hablar todo el tiempo.
Que me transporten como en un cuento
llevándome de acá para allá
jajaj como si fuera un muñeco
pero que los dos seamos protagonistas
si tu eres la que guía,
yo quiero ser el compañero.
Si tu eres quien tiene las ideas fijas
yo quiero ser el de las dudas,
el que te pone en aprietos,
el que se despista con una mosca,
y el que te busque cuando tenga miedo.
Pero a mi bola,
sin compromisos,
ya sabes que no soy muy listo
y tampoco soy un pintamonas.
Yo quiero ser el que se mete en líos
esperando que le rescaten,
como las princesas de los castillos
solo que en hombre, joer, jaja.
Y quiero que me acunes
y me mezas como a un niño,
que me traigas una taza
de leche con galletas partidas en trocitos.
Y que me beses en los ojos
para que pueda dormir bien,
y así ver las estrellas
y soñar que estás en ellas
sonrién-
dome.
jaja.

COMUNERO


jueves, 13 de enero de 2011

LA CIUDAD



LA CIUDAD


Es la ciudad,
un cuerpo enorme,
con caras y gentes,
con cierto desorden,
con vidas y muertes,
salidas y entradas,
luz y oscuridad,
ricos y pobres,
y todo va,
de aquí para allá,
no deja pasar
ni noches ni días,
ni quejas ni risas,
no se puede dormir en paz.
Me quiero marchar,
no quiero ni irme,
me atrapa y me deja
estar en sus ingles,
contar su secreto
llegar más adentro,
no le importa quién sea,
solo quiere que esté.
Así es la ciudad,
silueta de alfileres
son mis ojos en la tierra
que se quieren clavar en el cielo,
laberinto de emociones,
destruyendo las pasiones,
descubriendo los caminos,
estorbando, realizando,
descontando los suspiros.
Un cubo de mezclas,
con árboles en las aceras
que parecen dar otro sentido.
No hay ni un gato,
y el que ves está tras ventanas,
escondido.
Los perros salen con collares
y los dueños ya no hablan
solo ladran sin dar señales
de humanidad.
Las tiendas cada vez son más viejas
y las nuevas se marchan lejos, a las afueras
como turistas asombrados desde un páramo
que fue el mejor lugar para charlar.
Ciega la ciudad no gana,
se deja aplastar,
solo las prisas la matan,
solo aparezco entre una masa
y conmigo aparecen
muchos más.

COMUNERO

martes, 11 de enero de 2011

MORENA



MORENA

Morenita de pelo,
morenita de cara,
morenita de ojos,
morenita de alma.

Morena de piel,
morena de ganas,
morena de sueños,
morena de magia.

Morenos tus besos,
morenos tus labios,
morenos dulzores,
morenos amargos.

Moreno tostado
es el aire que respiras
el mismo con el que suspiras
el mismo que me está matando.

Morena, chiquilla,
mi niña, morena,
morena, ricura
princesa morena
morena hermosura
mi vida es morena
morena es mi muerte,
morena, morena, morena.


COMUNERO

viernes, 7 de enero de 2011

HINA Y RIN (Lo repito porque me gustó)



HINA Y RIN




Fue en Segovia, hace mucho tiempo,
frente al acueducto romano.
Yo estaba estudiando.
Tendría unos veinte años y esperaba al autobús.
Como tardaba, encendí un cigarro.






La una y cuarto del medio día,

el sol cayendo de plano
y como una bandada de gurriatos revoleando,
una excursión de japoneses me rodeó.
Y de entre las personas que formaban el grupo,
una pareja de japonesitas
con caritas de muñequitas
y sonrisas medio pícaras,

se acercaron a mí.






Aligató, me dijeron,

aligató, contexté, sin saber
si era hola o adiós, o vaya usted a saber.
Y miré para otro lado,
haciéndome el despistado,
dando caladas al cigarro que me acababa de encender.
Y empezaron a cuchichear,
a hablar casi en susurros,
pero yo no entendía ni pa pa
.






De pronto, una sacó la cámara de fotos
y,
con gestos,
quería que su amiga se sentara junto a mí.
Disparó, el flash se iluminó,
la chica que estaba a mi lado me miró de reojo
y, casi corriendo, se separó para venirse a sentar la otra.






Ho-la.
Me dijo medio asustada.
Jaja, hola.
¿Tu es-pa-ñól?
Si, señorita.
Torció la boquita y me dijo medio soñando:
Bo-ni-ta ciu-dá.
Si.
¿Có-mo tu nom-bre?
¿Cómo me llamo?
Wa.
Javier.
Las dos se taparon la boca
y agachando la cabeza les pude oír:
Kirei desu
¿Y vosotras?
Hina, la de la sonrisa
y Rin, la valiente parlanchina.






En ese momento se me ocurrió.

Como venía de clase y tenía bolígrafo y papel para escribir,
partí una hoja por la mitad,
firmé con mi nombre y se lo dí,
y después les pedí
que firmaran ellas en el otro trozo para quedármelo yo.
Los tres nos reímos.
Queríamos decirnos cosas,
aunque con gestos no se puede dar mucho de si.






En fin, la excursión debía continuar,

seguir calle Juan Bravo arriba,
hasta la plaza de la catedral,
Plaza Mayor, y comer en algún bar.
Volvieron a saludarme como lo hacen en Japón,
uniendo las manos caminando hacia atrás,
repitiendo "doomo" sin parar.
Doomo, dije yo. "Adiós, HINA y RIN."






Y hoy aquí medio dormido,

oyendo esta canción me vino
al recuerdo aquel momento,
aquellas caras,
aquellas sonrisas de muñecas,
tan bonitas y tan coquetas,
tan chiquitajas, tan alegres, tan valientes y a la vez tan guapas.
Y aunque creo
que en algún libro perdido andarán escondidas sus firmas,
casi puedo recordar la religiosa delicadeza de sus trazos,
de sus rasgos y su humildad.


"Adiós, HINA y RIN."




COMUNERO





jueves, 6 de enero de 2011

DESPEDIDA



DESPEDIDA

No hubo risas,
ni hubo llantos.
Solo hubo
el encanto del silencio
de momentos
ahora tristes
antes bellos.
Las pisadas comenzaron
a dar sus primeros pasos.
Las callejas se apartaron,
para dejar senderos mucho más anchos.
Los caminos se perdían
allá lejos, como ríos.
Y tu cara se volvía
un reflejo,
un fantasma,
un pasado.

COMUNERO


miércoles, 5 de enero de 2011

DÉJAME A MÍ (Vanesa Martín)

A veces viene bien ver un vídeo de música, ¿no?





Espero que les guste. Un abrazote.

COMUNERO

martes, 4 de enero de 2011

LA PRINCESA DEL VIENTO



LA PRINCESA DEL VIENTO

La historia que les voy a contar
habla de una princesa.
Soñadora como el mar,
cantarina como el agua fresca.

Todo comienza una noche
oscura y llena de estrellas...

Fiiiiuuuuu, soplaba la brisa.
Fiiiiuuuuu, se oía una sirena
Fiiiiuuuuu, las olas traviesas
jugaban a ver quién ganaba
por besar las rocas de la arena.

Una sombra en la noche
de curvas la mar de esbeltas
se ceñía en la playa desierta
cual regalo de los dioses,
la hija de las mareas.

¿Tu quién eres? dijo entonces.
Soy tu amigo, se escuchó,
el viento que sueña contigo
tu guardián, tu voz interna,
ése que te habla bajito,
el que escucha tus penas.

¿Y yo? ¿Quién soy yo?
Tu eres... mi princesa.
Mi niña callada y traviesa
que solo quiere jugar,
la que se pasa las noches a orillas del mar
la que sueña con viajar en un barquito de vela.

Ah. No lo sabía.
Ya lo sé, yo te lo digo.
Y por qué yo no te veo y sólo te siento.
Soy el viento, ya te he dicho.

Soy el que te lleva susurros.
Ése en el que tu piensas.
El beso que doy en tu frente,
la caricia que te alienta,
el tronar de mil tambores
cuando tu corazón se acelera.

Soy el que te llama de lejos.
El que se duerme en tu oreja.
El que te arrulla de noche
como ahora, en un poema.

Ah. ¿Y tu eres el que me levanta la falda,
el que me empuja y el que me despeina?
Jajaja, si, perdón, creí que no te dabas cuenta.
Pues si. Cuenta me doy, y te digo desde hoy
no me importa, me da risa, y también
un poquito de vergüenza.

Ayyy, mi princesita, aaayy, mi corazón
la niña más bonita que a este mundo llegó.
Una linda caracola que me encanta con pasión.
La cosita más romántica que yo, viento loco,
amo escondido desde este rincón.

Aaayy, mi loco viento, cuántas cosas te habré dicho,
cuántas cosas me habrás oído decirte desde esta playa...
Esta noche, en la cama, dejaré un huequecito en mi almohada
y soñaré callada, que tu voz y tu, estáis conmigo.

Fiiiiuuuu, su frente dormía
Fiiiiuuuu, ya está contenta.
Fiiiiuuuu, el viento comenta
¡Qué bonita está la niña
cuando duerme, cuando sueña!


COMUNERO


lunes, 3 de enero de 2011

6 CENTIMETROS



6 CENTÍMETROS

Bajo la mirada de palabras y caricias,
como de la nada, escondida,
entre los sueños y las ganas
una vida aletargada se despierta.
Comienza a tomar forma, a llenarse
de cuerpo, de sangre, de alma,
a buscar entre las sábanas
el resto de tu saliva, tibia, templada,
esperando, estudiando, sopesando,
describiendo el refugio que le aguarda
incapaz de huír, de marcharse y no encontrar
la respuesta que le dan tus labios.
Mi alma corre en tu busca, la tuya
me espera tranquila, tumbada, desnuda.
Y mis manos son tus manos,
y las tuyas son las mías.
Son seis, seis centímetros de nada,
que pasan a ser siete, ocho, diez, doce, quince...
Como una antena de radio.
Como un tapón que se encaja, succionado
sin dejar escapar, ni salir, ni desperdiciar
ni una gota, ni un beso, ni una lágrima.
Son centímetros de risa, de ilusión y fantasía,
de vida, como el cordón umbilical que se aferra sin soltar
a tus entrañas de mujer, concediendo a tus desvelos
entre sueños los deseos, mis tormentos,
mis torturas, mis abrazos, mi dulzura,
mi amiga entre costuras, mi estrella, mi hada,
la voz que me susurra entre las sombras.
La que convierte seis centímetros en su varita mágica.


COMUNERO

domingo, 2 de enero de 2011

¿RARO, EH?



¿RARO, EH?

Algunas veces,
cuando soñamos,
creemos que ya tocamos
el cielo con las narices.
Y ponemos el grito en el aire,
y parecemos los amos del mundo,
y decimos que somos ángeles,
que las alas ya nos salieron,
que podemos volar
y volamos sin pensar
hasta que despertamos
y caemos.
Los ángeles también fallan,
donde ponen el ojo
no siempre ponen la bala,
y por eso, se tiran un tiempo
sin aparecer.
Yo espero al mío.
Se fue, un día, hace ya años.
Y de vez en cuando aparece y me dice
HOLA,
¿QUE HACES AQUÍ?
VEN
y voy detrás de él,
como el que se queda hipnotizado
oliendo el olor de un perfume afrutado,
no sé, algo así.
Y, de repente, desaparece,
sin ton ni son,
sin más ni más,
coge y se va.
Y se tira una temporada sin decir dónde ha ido.
Ni si está muerto o está vivo,
ni si me recuerda
o se cree que he cambiado y le voy a mandar a la mierda.
En fin.
Sólo sé que cuando aparece,
en mi cara se pinta la sonrisa
y los ojos me echan chispas,
la mente no piensa,
la voz me tiembla,
no puedo dejar de mirarle
y suspiro expectante,
y creo que se da cuenta
porque se acerca,
me toma las manos,
me mira y no pestañea.
Me da un cachete en la cara,
suavemente, despacio,
como si me quisiera despertar.
Uff y yo me dejo.
No me duele, ni me quejo.
Casi me alegro.
Y no quiero que se vaya,
pero al rato quiero que no esté
y vuelvo a soñar otra vez
para que aparezca sin avisar.
Y me dé un susto.
Y me abrace,
sin soltarme,
dejándome respirar,
a ver si me voy a axfisiar.
¿Raro, eh?
Pues si,
así es,
así soy yo
y ya está.

COMUNERO

sábado, 1 de enero de 2011

FELIZ AÑO PARA TODOS

FELIZ AÑO PARA TODOS

Después de una noche movidita,
entre familia,
amigos,
comidas apretadas,
bebidas achampañadas,
y más...
un poquito de relajación
para ir entrando con buen pie en el año, jaja.


¿no está mal, verdad?
Un saludo a todo el mundo
y que sigamos leyéndonos
y compartiendo pensares.
Lo dicho,
UN SUPER-ABRAZO.

COMUNERO

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs