martes, 13 de julio de 2010

MANÁ



MANÁ

No me quiero morir
sin probar el sabor de tus labios,
rojos, sensuales, brillantes,
carnosos, maravillosos, mágicos.
Llenos de ese edulcorante
que endulza la vida,
que al moribundo reanima
y al enamorado lo vuelve loco de remate.
Porque así me tienes, hija mía,
desde la primera vez que te vi,
tus labios son mis caricias,
son mis deseos, mis complejos,
mis flechas para llamarte.
Y suspiras... aayy
y te miro,
y cuanto más me quedo fijo,
más clavo mis ojos en ese limbo
que tu boca me suplica.
Si,
voy a besarte,
a cerrar esa entrada de aire
y a jugar con tu lengua y la mía.
Que tus labios son mi risa
y me quiero empapar
de tu roce, tu saliva,...
aaaayy, de tus ojos cuando miras
y me ves medio dormido
implorando sin hablar
sigue así pegada a mí
que tu eres mi MANÁ.

COMUNERO


1 comentario:

tibisay dijo...

PRECIOSO COMUNERO
UN ABRAZO
TIBY

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs