domingo, 4 de noviembre de 2012

NOCHE IMPLACABLE






NOCHE IMPLACABLE

La soledad me llama
con su imponente manto
sacando brazos
de debajo de su mirada
como si implorase
una lágrima
un contacto
que no se escucha
que si se siente
de frente
callada
de rodillas
esperando
la veo tendida
murmurando
entrecortadas sílabas
y temblando.
No la entiendo
pero sé qué dice
y me quedo impasible
igual que un rico
en la acera mira al mendigo
desapercibido cubierto de arapos.
¿Qué hago?
¿Me voy?
¿Me quedo?
Aquí estoy
de pie tratando
de resolver con miedo
un enigma imaginario
retorciendo los pies
como si los cordones me tuvieran atado
tan fuerte que no los puedo mover.
Alzo la vista,
miro al cielo,
espero la respuesta
pero no, solo hay silencio.
Dios se olvidó de los pobres
y el consuelo siguió su consejo.
La soledad se acerca
casi me está rozando,
un pañuelo en sus manos
y arrugas en sus dedos.
No porta anillos,
ni pulseras de diamantes,
pero siempre muestra el tatuaje
de su pena y su tristeza
grabadas en el semblante.
De la vida eterna
cuando ya no hay nada, 
cuando ya no hay nadie,
cuando la vida se vuelve negra,
la luna bella,
y la noche sonríe
implacable.

COMUNERO 

No hay comentarios:

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs