miércoles, 15 de diciembre de 2010

EL CONJURO (1ª Parte)

EL CONJURO (1ª Parte) El reloj de arena seguía corriendo. No subía ni bajaba nadie, las escaleras estaban desiertas. De pronto, de lejos, el eco de unos caballos asustaron las callejas. Un tronar de mil soldados, un desorden, un lamento, una queja. Los perros ya no ladraban, ni un gato se veía, las ratas eran las únicas que corrían a toda prisa. Escondida en el alféizar una mora se cubría con un paño de fina seda y anillos de morisca. Azofaifa se llamaba, la moruna berberisca. La bruja de los amores, la ladrona, la celestina. Ella era la compinche de la niña que creía que las palabras de un soldado valor en su corazón tendrían. Tres soldados se pararon, dos de sus caballos no bajarían y el tercero cual caballero en sus manos releía el poema de memoria hacía un mes lo escribiría. Azofaifa, luna bella, mujer de la cara oscura, mi amor embrujaste un día de un amor que no conocía. Son venenos tus palabras y me llaman desde lejos. ¿Qué me pasa? ¿Qué te me has hecho? ¿Dónde están los sentimientos que me subían a las alturas? La mora escondida oía, las palabras de aquel soldado. Mientras tanto en su ventana, un conjuro estaba tramando... (CONTINUARÁ) COMUNERO

No hay comentarios:

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs