lunes, 5 de enero de 2009

EL RECITAL




Enviado: 21/03/2008 21:32


Aquel poeta subió al escenario
y mirando, mirando,
se fijó en alguien, y sonrió
y todo el teatro se sumó en un silencio.
Pero antes de decir sus versos
la luz se apagó
y una música divina, como las que toca KITARO
recorrió el anfiteatro desde la primera fila
hasta el gallinero, donde estábamos tu y yo.
Los focos iluminaron al trasluz un color miel
azules, marrones, verdes,... suaves como un pastel.
Y en un momento de cadencia del sonido que se escuchaba
su palabra, esa voz atemperamentada,
como salida de un amanecer, brotó.
Y tu piel se granuló, con los pelos electrizados,
piel de gallina, llamamos aquí,
o más popular aún si cabe, nos acojonamos.
Y la voz de esos versos retumbaron con más fuerza
y como el fuego cuando se subleba viendo que se va a extinguir
tronó como un grito en la oscuridad de la platea.
Y lloré, y lloramos, y tu mano me buscó como si te fueras a caer.
Y de repente...
Siencio.
Ni música, ni voces, ni focos que iluminaran a un poeta recitante.
Silencio.
Plas, plas, plas, unas palmas vacilantes surgieron invitando
Plas, plas, plas, y los demás aplaudimos sin pensarlo
voces de bravo, bravo, saltaron por todos los lados
y tu y yo nos miramos sonriendo, llorando, aplaudiendo
y nos besamos, mmmmmuuuuaaaaggg, jajaja.

COMUNERO

No hay comentarios:

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs