miércoles, 22 de octubre de 2014

PERDIENDO EL TIEMPO




PERDIENDO EL TIEMPO

¿Cómo se puede decir eso?
¿El tiempo se pierde?
Imposible.
El tiempo existe siempre.
Ahora mismo,
tu que me estás leyendo
estás dentro del tiempo
pero no lo estás perdiendo
estás aprendiendo
(que no sé si esto se llama aprender, jaja)
Pero no. El tiempo está ahí.
Contigo cuando lees
y conmigo cuando escribo.
Es como un amigo que no se separa
que te pone los pies en la tierra
y te señala qué hay que hacer.
A veces es un mandón
va a su bola,
no entiende de mimos,
ni de sueños, ni de pararse y saborear.
El es un mandao.
Le han dicho que su trabajo es así
y si te gusta... son lentejas.
Seguro que alguien dirá...
joer, ayer se me perdió el tiempo
¿cómo?
Puess... salí al balcón
vi el solecito que hacía
y se me perdió.
Jajajaj, eso es que estabas agusto,
y el tiempo te acompañó
y se perdió contigo, jajaj.
A mi me gusta que se me pìerda
y también que me recuerde
que ayer me dijiste que te volvería a ver
y que yo te contesté...
"Allí estáré puntual como un clavo"
(si el tiempo no se me pierde
y se queda dormido, claro)
jajaj.

"Pensamientos míos" (COMUNERO)

No hay comentarios:

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs