lunes, 24 de noviembre de 2014

UNA NOCHE DE NOVIEMBRE

UNA NOCHE DE NOVIEMBRE
No la volveré a ver,
lo sé.
Se marchó como se marcha la lluvia
cuando sale el sol.
Fue un espejismo,
un destello,
una visión.
Una especie de caramelo
que saboreas en un recreo
hasta la hora de volver a leer la lección.
Hablamos, si,
charlamos,
descubrimos nuestros gustos 
nuestros secretos
nuestra afición.
Aquella manera de ver la vida,
terminando cada frase con una sonrisa,
rectificando el sentido
y pidiendo perdón.

Duró poco, la verdad.
Ella siguió su camino
y yo la miré callado, cansino
sin decir más.

De repente, se detuvo
agachó la cabeza como si algo quisiera
pegó media vuelta
y volvió a mandarme un saludo.

...

Un adiós.
¿Para siempre?
No sé.
Sonreí y se lo devolví.
Esta vez, fui yo quien se iba
y al no escuchar sus pisadas
creí que seguía su mirada
 clavada en mí.

Y no quise ya
escuchar nada a nadie.
Me sumergí en mi cueva
sentado, pensando,
imaginando, soñando,
su voz, su figura, sus labios,
sus ojos, sus pies, sus manos,...
Recordando
una noche de Noviembre
tu y yo paseando.

COMUNERO




No hay comentarios:

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs