lunes, 25 de abril de 2011

CUANDO SE PONGA EL SOL




CUANDO SE PONGA EL SOL


Supiste de mí
por un casual,
por una tarde que me puse a hablar
y sin querer, te fijaste.
¿Quién sería?
¿Quién era ese chaval?
Todo el mundo hablaba de mí, y todo el mundo se reía.
Pero tu pasabas de eso,
no te gustaban las risas.
Te querías quedar un rato más,
como si te gustara investigar mi vida.
Y me fuiste ganando a poco.
Un poco yo y otro poco tu.
Las tertulias se hacían más largas.
Las tardes se volvían noches eternas
y ninguno de los dos se quería marchar.
Una vez noté tu mano tan cerca,
tan cerca de la mía,
que casi se podían ver los rayos
que imanaban las dos.
Y pasamos de las multitudes.
No queríamos más que estar juntos de nuevo.
Si no nos veíamos era
como si faltara algo.
La gente nos daba igual.
Los amigos,
la familia,
las noticias del día día,...
Era otro mundo,
uno nuevo que habíamos inventado nosotros.
Un poco tu y yo otro poco.
¡¡¡Qué maravilla!!!

Ahora somos dos viejos
y aquí seguimos,
los dos locos que se quedaban
tumbados sobre la hierba del campo
unas tardes de Primavera
soñando
agarrados de las manos
hasta que la luna y sus estrellas se preparen para salir,
cuando el sol ya se ponga.

Mi cabeza sigue diciendo que te quiera,
que no te olvide...
Mi corazón...
TE SIGUE AMANDO.
AAAAUUUMMMFFFMMMMUUAAAAAKKKKKKKK

COMUNERO


2 comentarios:

luciernaga_poeta dijo...

Comu, es precioso lo que escribes.
Un tributo al amor que sentiste y que se niega a irse de ti. Yo soy de las personas que piensan que cuando uno ama de verdad, ese amor no muere jamás, sigue viviendo en una parte de nosotros y se aparece cómo una estrella fugaz en el firmamento de la vida. Me alegra tanto leerte amigo, tienes alma en tus letras y contagias la sensibilidad que de ellas se desprende.
Un abrazo y muchas estrellas en tu cielo.

Cecy

COMUNERO dijo...

Eeeeyyy, LUCIÉRNAGAAA, dios, me encantan tus comentarios porque tienen esa parte de razonamiento que me falta a mí.
Tu también en tus poesías pones tu granito, y también tienes ese instinto, esa sensibilidad, ese ...
¿cómo diría? Son como una enredadera que va trepando y trepando, uniendo palabras.
Me encantan.
Un besote muyyyy fuerte ya sabes que, entre mis estrellas, en una de ellas, estás tu, ok?

AAAAUUUMMMFFFMMMUUAAAKKKKKK

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs