sábado, 28 de julio de 2012

UN DÍA YO...




UN DÍA YO...

Sé que nadie vendrá,
que todos estáis demasiado ocupados,
que en mi muerte el cielo gastado
se volverá negro y oscuro sólo para mí.
Que vosotros seguiréis
contemplando los pájaros,
regando las flores,
paseando como si nada
y sin recordarme para nada
ni os daréis cuenta que yo ya me fui.
Y estaré en el otro mundo
ese que se sueña cuando estás dormido
el mismo que ahora me imagino
como si estuviera ya allí.
Si,
moriré.
Porque nadie se va a quedar para ver
como mueren los demás,
como si esto no fuera con él.
Me gustaría morir tranquilo,
sosegado,
como el que se echa una siesta
y sin tener que despertarse a una hora concreta
se duerme y plin.
Sin preocuparme de este cuerpo,
ni de estos ojos,
ni de estas manos,...
que por cierto, si a alguien le hacen falta
se los regalo porque una vez muerto
que necesidad tengo
ni de boca, ni pulmones,
ni corazón, aunque eso si,
he de recordarles
que he fumado,
que mi corazón ha sufrido como el de cualquier ser humano,
y que mi boca ha dado los besos más dulces
y ha maldecido como un poseso cuando Dios le daba de lado.
En fin,
si alguna vez me acuerdo
cuando ya esté en "ese" lado
creo que hablaré bien de ustedes,
no puedo asegurarlo,
porque algunos de los que seguís vivos
me habéis dicho que preferís el Infierno
que estar en el Cielo rezando.
Y no vengan ahora diciendo que es broma,
que las obras son amores
y las palabras se las lleva el viento.
Y ustedes han hecho
lo que les ha dado la gana
estuviera bien o mal hecho
por eso,
a ver si ahora me van a contar cuentos.
En fin, sigan viviendo
que la vida tiene aún historias bonitas
y ustedes tienen todo el tiempo.

COMUNERO

lunes, 23 de julio de 2012

¿BAILAMOS?




¿BAILAMOS?


Bailar con la más fea
a veces no es lo peor,
peor sería bailar solo
sin saber llevar el ritmo de la canción.

Una vez hablaba con una chica
y me decía que era muy fea,
que de todas las chicas que había
ella estaba más abajo del montón.

Tomamos café, y seguimos hablando.
Aunque su cuerpo no era la quintaesencia,
posaba como una reina
y su cara, llamaba la atención.

Eres guapa, yo decía.
Que va, sonreía colorada.
Tienes ojos de princesa
y tus labios tienen forma de corazón.

Me gustaba mirarla,
aunque nunca sería mía,
pero su forma de hablar,
el rostro que proyectaba
y la gracia de sus palabras
eran como estar absorto
observando un cuadro,
y además, para todo tenía explicación.

Nunca la vi enfadada,
siempre tenía esa comprensión
que te dan las amigas
cuando no sabes a quién contar
las angustias que te causan preocupación.

Era la solución para todo.
Te hacía reír, pensar,
descubrir en un tris-trás
ideas que antes creías
que eran así y de otro modo no.

Por eso les digo,
no es solo la guapura
la que hace bellas a las personas,
la belleza muchas veces,
se esconde donde no crees
y te sorprende sin esperar.

Bailar con la más fea
a veces, no es lo peor,
pero si alguna vez bailamos
abrázate a mí como yo lo hago
y bailemos al mismo son.

COMUNERO


martes, 17 de julio de 2012

DESDE UN SUEÑO...





DESDE UN SUEÑO...


Desde un sueño dibujé
los azules de tus ojos
sin saber de los enojos
que en las nubes divisé.

Tus pupilas y tus cejas,
tus pestañas, tus ojeras,
y aquella mirada intensa
persistente, de franqueza
fue mi inspiración
y para más satisfacción
imaginé que estabas cerca
de tal forma y tal manera
que toda mi vida entera
se convertía en una gota
como si fuera esa mota
que se mete en el ojo
volviéndose abrojo
resistente a salir.

En fin, sigamos pa'lante
digamos que en un instante
tu mirada me cautivó
y aunque no seas un pivón
ni la reina de Sabba, ni Salomé,
hay algo en tu cara,
¿o es en tu frente? No sé,
que me atrae y me distrae,
me imana y me repele,
haces que me vuelva un pelele
y que te rías de mí
aunque estés de perfil
y quieras disimular
siempre estoy y siempre estás
en mis sueños y en los tuyos
en mi despertar,
en las nubes del cielo que dejo atrás
en la sombra de un pájaro
en la de un árbol
en la voz de ánimo
en el aliento 
en el tran-trán y en el paso a paso...
Como en el cuadro que ahora mismo
intento pintar
contigo y con migo
con los cinco sentidos
y alguno que se me olvidará
con el calor y el frío
el rojo pasión y el amarillo
de un huevo frito.
Y el mar
y la espuma que siempre se quiere aferrar
y la sal y las gotas que besan tu cara y la mía sin avisar.
Y el barco que viene y el que se va,
y el faro que brilla y deja de brillar,
y el sol y la luna
y las estrellas una por una
cantando canciones para enamorar
como si fuéramos novios subiendo al altar
....Aaaaaaaahhhh, dichosos los ojos
dichosos los sueños,
dichosos nosotros y los que sabemos amar...
Dichoso este cuadro que sin pinceles te quise pintar.

COMUNERO

miércoles, 11 de julio de 2012

LEYÉNDOTE



LEYÉNDOTE

Nunca escuché tu voz,
y seguramente, nunca la escuche.
Pero en tus letras
mi imaginación,
va leyéndome contenta
las palabras que ahora se oyen.

Me imagino que tendrás
una voz dulce y serena,
cual princesa de novela
altibaja y tan coqueta
que al oírla y escucharla
hasta los ángeles más revoltosos
se callan y se moderan.

Creo que ahora me llega
el susurro de ese poema
que escribiste a las estrellas
con la claridad de la luna llena
dejando escapar
algún que otro suspiro
que a mi cabeza condena.

Y veo tu boca moverse,
deletrear cada una de esas letras
encendiendo en mi alma
la chispa de un amor
que aletargado
sumiso calla.

Ayyy, amor, amor, amor...
Tengo ganas de gritarlo,
y en mis letras no se aprecia
que te quiero, que te llamo,
que leyendo tu poema
me siento tan enamorado
que no sé cómo decirlo,
que no sé cómo expresarlo
sólo creo que te oigo
y como a dos voces, a dúo,
lo leemos los dos juntos,
tu cabeza sobre mi hombro,
y mi brazo en tu costado.

COMUNERO


viernes, 6 de julio de 2012

REQUIEM POR UN POETA



REQUIEM POR UN POETA

Un ataúd de letras muertas
recubren y recuerdan
quién fue, quién era
aquel que escribía versos
en el alero de una azotea
donde los pájaros se reían,
donde las moscas bailaban,
justo en el mismo lugar
donde las hojas de la arboleda
se reunían y se secaban.



Ya nadie se acuerda,
ya nadie le llama,
se quedó en silencio por siempre,
escondido, vacío, sin nada,
escuchando el reloj del tiempo,
saludando a la aurora del alba,
conversando con la luna a momentos
riendo y llorando, cara a cara
desde su castillo de naipes
en la más alta torre y en la ventana más alta.


Y como en un piano las teclas
surten de notas el cariño,
así se van cosiendo hilo a hilo,
sus palabras favoritas 
de amor, de desamor,
de juegos entre blancas sábanas,
asomando entre nieblas
los rostros de mil fantasmas
que le quieren y le adoran,
que en sus poemas son hermosas
enredaderas de la esperanza
y no morir como simples letras
en un ataúd de paja.


COMUNERO






¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs