viernes, 30 de diciembre de 2011

COMO TU


COMO TU

A veces, es tan bonito enamorarse,
pensar mil bobadas en la cama,
soñar que tienes a tu querida dama
sentada a tu lado, mirándote
y que te ríes y que la hablas
como si te fuera a contestarte
entre las cortinas,
desde las rendijas de la persiana.
No sé.

Y pienso, ¿qué fue de aquella chica,
la que me escribía aquellas cartas,
la que me decía que estaba loca
y que sentía que su alma se marchaba
en cada una de esas palabras
emborronadas en tinta,
como alambres retorcidas,
que había que estirarlas
para saber qué es lo que ponía?
Con sus AILOVIUS, sus YETEMS,
sus MALDITOBOLIGRAFOAHORATEQUEDASINTINTAJOER.

Y los dibujos de caras, de ojos con mil pestañas
que me miraban y me asustaban porque
al abrirlas eran los primeros que me saludaban.

Se fue.
Se marchó en silencio
como el viento frío de un invierno gris
como las hojas secas, olvidadas y muertas,
como aquella época tierna y feliz
que, alguna vez se recuerda si,
como aquella puerta entreabierta,
como tu boca, como tu cara,...Como tu,
alguna vez.


COMUNERO

domingo, 25 de diciembre de 2011

FELIZ NAVIDAD


FELIZ NAVIDAD

Y llegó la Navidad
sin querer o queriendo
otro año,
otro tiempo que tenemos
que nos hace pensar
en esas personas
las queridas que se fueron
y las que siguen estando
la familia
los cuñados
los sobrinos
los primos
y los más queridos
mis hermanos
sin quien yo estaría desnudo
como perdido en este mundo
como un ciego que no encontrara
un apoyo,
el aliento cuando no me encuentro,
en fin.
También me acuerdo
de esa persona que me ha hecho compañía
todo este año, sin haberla buscado
pero que sin querer parece que mi ser
la llama y cuando menos la espero sale
salta a mi encuentro sin esperarla
como un gato escondido
y mis amigos,
ustedes,
virtuales y reales
conocidos y desconocidos
que comentan o se callan
que solo vienen a dar una vuelta
los que anónimamente aumentan
las ganas para que yo
siga escribiendo.
FELIZ NAVIDAD, gracias.

COMUNERO


jueves, 22 de diciembre de 2011

CARITA DE LUNA



CARITA DE LUNA

A veces me pregunto
¿quien será esa mujer
que pasea por mis letras
clavando los ojos traviesa
con una sonrisa feliz?
Y pienso también:
seguro que no sabe qué hacer
y para matar el tiempo
aquí se para a leer.
Y te imagino así.
Con la mirada brillante
clavada en estas hormigas
que son mis palabras escritas
bajando la vista lentamente
y a veces, subes porque no entiendes
y vuelves a repasar.
Es como si se te hubiera olvidado algo,
como si alguien te hubiera llamado
y el hilo que estabas siguiendo
se hubiera cortado,
como cuando llamas por teléfono
y no hay nadie al otro lado.
Insistes e insistes
pero que no.
En fin,...
¿Te estás riendo?
¿Has sonreído?
Es que me ha parecido
que tu boca se ponía de lado
como cuando dices: ¡ChavaaaaL!
Jajaj, ¿Qué he dicho? ¿qué hago?
Prosigo.
Y te imagino
apoyando tu barbilla en los nudillos de las manos
suspirando cuando acabe y firme,
como si yo te estuviera hablando
y tu escuchando, medio dormida,
medio callada, medio soñando,
como de noche la luna
cuando sale y nos alumbra
así te imagino yo
así,
como si en su cara se reflejara la tuya.


COMUNERO

domingo, 18 de diciembre de 2011

UN SUEÑO Parte II

Y...
Ahí nos quedamos.¿No?
Si.
Pues en vista de la espectación
prosigamos.
Ok.





UN SUEÑO Parte II

Yo seguía soñando
e hipnotizado me tenías.
La luz que la estrella desprendía,
la que se apagaba y se encendía,
aquella a donde me habías llevado,
en tu cuerpo producía
algo mágico.

Cuando brillaba te veía
y cuando se apagaba no.
Una vez, volvió a lucir
y tus alas ya no estaban.
Se apagó y se encendió,
y el contorno de tu cuerpo
en plumas doradas
se transformó.

Y todas subían
atraídas por la luz.
Mis manos vacías
buscaban en derredor
algo a lo que agarrarme
pero no estabas tu.

La oscuridad me envolvía.
La estrella se había apagado.
Te gritaba y no me oías.
Si no había nadie,
¿cómo ibas a escucharlo?

Y caía muy deprisa
casi como un relámpago.
Vi la Tierra chiquitita
que poco a poco se iba engordando.
Las nubes, las montañas,
carreteras, ciudades, prados...

¡Ahí está mi casa!
¡Uyyy, ahí el tejado!
¡Y ahí la ventana!
Uff, menos mal que no se ha cerrado.

De repente, estaba en mi cama,
abrí los ojos medio asustado.
Eché mano al vaso de agua
y me lo bebí de un trago.

Pero al volverme a tumbar,
en la penumbra azulada,
sobre mi almohada asomaba
una pluma muy brillante.

De piedra me quedé.
Era como las de tus alas.
Como las que se fueron hacia la estrella.
La cogí, la besé y sonreí.
algo me hizo sentir
que te volvería a ver.

A partir de ahora
no pienso cerrar la ventana
soñaré que eres un hada
que viene cuando la sueño
para ir a hacer un viaje
como se hace
en cualquiera de los cuentos.


FIN (¿Que tal?)


COMUNERO

UN SUEÑO Parte I



UN SUEÑO

Anoche soñé contigo.
Te acercabas hasta mi cama
y por debajo de las sábanas
algo suave se mezclaba
entre mis pies y mis palabras.
Eras como un fantasma
que me susurraba al oído
palabras de corte amable
eran voces tan agradables
que me llevaban al desvarío.
Tus manos me sujetaban
y yo te quería seguir.
Te volvías y me mirabas
no quería que te escaparas
y me sonreías oculta
algo tierna, algo suave,
algo oscura y algo brillante,
como un hada o una bruja
que te hipnotiza y no sabes.
Noté que te salían alas
que volábas como las aves,
me subías y me bajabas
como en los tíovivos de antes
mareándome y pensando
¿A dónde vas? ¿A dónde vamos?
Una estrella que lucía
al compás de un tambor
se apagaba y se encendía
como la luz de un farol.
Hacia allá, me dijiste,
¿Hasta allá?, dije yo.
Si, no te preocupes.
¿Que no me preocupe? Ayy, Dios.
Y llegamos a esa estrella
y...

(Continuará, jaja, ¿qué tensión, eh?)


COMUNERO

viernes, 16 de diciembre de 2011

¿NOS CONOCEMOS?




¿NOS CONOCEMOS?

Me alegra leer
lo que haya escrito
a veces le escucho
hablarme al oído,
y no digo nada,
aunque me pregunto
"¿Esto que pone
me lo dirá a mí?"
Pero no, jaja,
cómo va a saber
quién soy,
si nunca le vi,
si nunca le he dicho
ni le he demostrado
incluso ahora
que leo, creo
que en sueños
me lo he imaginado.
Pero no. No puede ser
que un tipo así
me pueda conocer...
¡¡¿Y yo a él?!!
Imposible,
quién va a creer
si no sabe nada
mejor no volver
pero ¿y si esta vez
es aquél que choqué
ése que conocí sin querer?
Igual si, menuda cretina
perdón, le dije,
no es nada, tranquila.
Su sonrisa de príncipe,
su mirada cautiva
parecía una efigie,
y yo, colorada como una sandía.
¿Será él?
¿Este COMU será?
No sé,
habrá que volver
e investigar.


COMUNERO


jueves, 15 de diciembre de 2011

TRINOS DE JILGUEROS



TRINOS DE JILGUEROS

Ya puedes poner
otra muesca en tu fusil
porque el alma de aquel jilguero
cayó rodando al suelo
cuando tu amor dijo: FIN.

Aquellos trinos sublimes
ya dejaron de cantar
y la felicidad que te dieron
con él por siempre murieron
entre las hojas de tu rosal.

Sus colores tan vivos y alegres
volviéronse grises y tenues
poniendo una sombra de muerte
donde antes no se veía parar.

Un pajarillo más,
qué nos importa a tí y a mí,
otro vendrá en primavera
a colgarse de tu melena
y a cantar en tu jardín.

Y un día abriremos nuestras ventanas
y quizás, creamos oír
el trino de algún jilguero
que acercándose y sin miedo
nos haga a los dos reír.

COMUNERO

miércoles, 14 de diciembre de 2011

MI MIEDO Y TU



MI MIEDO Y TU

El miedo que yo tenía
te volvía más valiente
y las dudas que me envolvían
tu siempre las resolvías
con una parsimonia indolente.

Y es que solo había algo
peor que las propias dudas,
que el propio miedo,
que la parsimonia,
lo peor de todo era
sentir que todos los años
irían lentamente pasando
y no tendría a nadie cerca.

Alguien en quien la amistad
no fuera una condena,
ni un vivir sin vivir,
ni un tener que buscar respuestas.

Alguien que me alegrara
sin tener que discutir.
Alguien que le gustara
la tarea de compartir.
Que no se callara,
que me dijera lo que pensara
aunque fuera una bobada,
aunque fuera una ocurrencia,
o yo qué sé,
una vivencia
que tuvo en algún sueño,
un recuerdo,
una confidencia...

Y así pasaría el tiempo.
Escribiendo sin parar.
Creyendo que una máquina
podría darme ese acompañamiento
que no me daría persona humana
porque si me cansaba la apagaría
y mañana, si tuviera ganas,
la volvería a enchufar.

Pero me faltaría algo.
Un contacto, una sonrisa,
una lágrima,un TE AMO...
El HOLA de bienvenida,
el ADIOS de un pañuelo blanco.
Un beso en la mejilla,
las miradas, las caricias,
los movimientos de los labios,...
El guiño de sus pestañas,
sus dedos entre mi pelo alborotado.
Recorrer valles y montañas
sucumbir a sus encantos.
Encontrarme por las mañanas
cuando el día estuviera empezando
con mil besos por la cara,
por el cuello,
por los hombros,
en las palmas de las manos,...

Que la vida fuera una apuesta
por superar todos los obstáculos.
Que la normalidad
se saliera de las reglas.
Saber que todos los días
serían fantásticos
y que el miedo que yo tenía
por fin se marcharía
y que tu seguirías aquí
cerquita de mí.
Como dos baquetas
tocando el mismo tambor,
como los latidos de un solo corazón,
como dos almas proyectadas en ascensión
a cumplir sus sueños,
a volverse bellas a través del viento,
a quererse más y más,
y más,
y más,
y más... sin miedo.


COMUNERO

martes, 13 de diciembre de 2011

TRANSPARLANTES



TRANSPARLANTES

¿Qué secreto escondes?
¿Qué secreto callas?
¿Qué secreto dices
entre esas palabras?
Palabras que de tu boca
en silencio hablan.
Que vienen como las olas
y arrastrándose se marchan.
Palabras entre los dedos
que detenidos se quedan
esperando otros dedos
que resuelvan y te muevan.
Y no dices ni si ni no,
ni si voy, ni si vengo.
Eres como un muro
que manchado da en el blanco
y limpio, parece mudo.
Y me paro
y te leo.
Y me dejo llevar
por tus sueños.
Sé que mis pies
están clavados al suelo,
aunque tu, en silencio
me quieres hacer creer
que me levanto
y me elevo.
Como si el tiempo
se hubiera parado.
Como si esto que estoy haciendo,
leer,
fuera una forma de hablar
a través,
de mi imaginación.

COMUNERO

lunes, 12 de diciembre de 2011

...Y SEGUIR SOÑANDO...



…Y SEGUIR
SOÑANDO

…¿Qué es la vida?
Un frenesí.
¿Qué es la vida?
Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño
y los sueños, sueños son.


FIN DEL SEGUNDO ACTO
La Vida Es Sueño de Pedro Calderón de la Barca.



Eso pensaba yo
cuando escribía estos versos,
la vida es un sueño
y los sueños, sueños son.

Y pienso que sigo siendo
un hombre que despierto sueña
que la vida es una quimera
que nos ha tocado vivir.

Que cada cosa que hago
se debe a que yo lo quiero
porque, ¿quién no ha soñado
lograr todo lo que sueña
y sale a la calle a buscarlo?

Si, puede que todo sea
un sueño que hemos soñado
y si al soñar te alegras
de todo lo que has vivido
¿Porqué no seguir soñando?

Soñar que no está tan lejos,
que mi amor ya está cercano,
que viene volando entre nubes
como cuando estás soñando.

Soñar, soñar, durmiendo,
ovejitas contando;
soñar que estos animales
están rodeando mi cuarto
y cuando me levante y las vea,
creeré que sigo soñando.

Y soñar con tu mirada
ensoñadora de sueños
lindo sueño que bailando me enamora
y enamora todos mis versos.

Así, así te sueño.

COMUNERO

viernes, 9 de diciembre de 2011

NOCHE OSCURA


NOCHE OSCURA

Hay noches sin luna
oscuras como una cueva.
Noches tan negras
que parece que están llenas
de espíritus que recorren
los cielos y las estrellas.
Y me gustan esas noches
aunque la luna no salga.
Porque pienso que tu alma
me susurra al oído.
Y le escucho entre dormido
como a un niño que no calla.
¡Que me hable, que me hable,
que no callen las palabras!
Y sonrío imaginando
que te escucho mientras hablas
y en un momento brusco
un ángel pasa y te callas.
Y asustado doy la vuelta
y te busco entre la nada
persigo el rastro que deja
tu perfume que se aleja
entre las sombras apresada.
Y rezo a la noche
que me quiera hacer el favor
de volver a sentir cerca:
tu alma,
tu perfume,
tu calor,
tus palabras...
Y que no te marches nunca
y que nunca te asuste nada,
y que sigas aquí cerca
como un alma enamorada.


COMUNERO



jueves, 8 de diciembre de 2011

CORNUDECES



CORNUDECES

HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE,
dijo el cura, y mi mujer,
una bruja, una tuna, una.. yo qué sé
no lo debió de entender bien
porque el otro día la pillé
con otro hombre besándose.

Y yo pensé: Uyyy en cuanto llegue a casa,
uyyyy, cuando nos vayamos a ver...
Uyyyy, va a saber ésta quién soy yo,
si si, lo va a saber, si, lo va a saber.

Pues si, llegó a casa,
y después de decirla lo que vi,
cogió las maletas y me las puso,
con toda delicadeza, eso si,
en el pasillo y amén.

De la puerta de la casa,
entiéndase, como si fueran
las bolsas de la basura,
y yo, el chico de los recaos,
y que saliera de allí con mi amargura
a dormir a un descampao.

Yo me planté y dije NO, NO Y NO.
¿QUIÉN MANDA AQUÍ? YO ¿NO?
Pues según ella, no,
al parecer tenía razón
me enseñó las facturas
del agua, del gas, de la luz,
del supermercado y que era
un tal DON COSME el que lo pagaba,
ya que yo no trabajo.

Así llevamos
treinta y pico años.
Y me he acostumbrao.
Hago la casa, recojo los niños,
preparo la comida y limpio los baños
y al tal DON COSME le doy un masaje a diario
siempre y cuando la MADAM
no diga lo contrario,
o se la antoje un menag a truá
y el mesié se antoje del culo de muá.

Así que COMU, reza y calla,
aguanta lo que te echen
y cuando haya que ladrar ladra,
porque según se ve,
uno no manda ni cartas
ni pega sellos como decía aquél.


COMUNERO


martes, 6 de diciembre de 2011

HOLA, FEÍTO, HOLA






HOLA, FEÍTO, HOLA

"Hola, FEÍTO, hola"
me dices casi siempre,
y en mi cuerpo y en mi mente
se desata un resorte
que te busca de repente
como si te fuera a encontrar
como si te fuera a abrazar
como si te fuera a comer
como si mi corazón se fuera a salir
tras de tu pelo,
tras de tu boca,
tras de tus labios,
tras de tu sombra
que se me acerca y me sonroja,
y se me antoja
que me quiere hacer reír
cada vez que tu me dices:
"Hola, FEÍTO, hola".

COMUNERO

lunes, 5 de diciembre de 2011

DICIEMBRE



DICIEMBRE

Qué despacio pasaban las noches
y qué alegría me daba estar contigo.
Te veía con tu gorro de lana
tus guantes y tu bufanda
tus calcetines rojos
y las botas de montaña.
Soñaba que tenía tus labios
aquí cerquita, pegados a los míos.
Nuestras narices coloradas
se tocaban y sonreíamos.
Sentía que tus manos me rozaban
que mis dedos recorrían tu figura
que el calor que los dos nos dábamos
se convertía en una hoguera
imposible de apagar.
Imaginaba que nuestros ojos
se clavaban en nuestras pupilas
que la saliba de nuestras bocas
se mezclaba una con otra
que respiraba y respirabas
y el oxígeno de tu pecho
mi pecho también llenaba.
Y sé que era invierno,
más concretamente Diciembre
porque en mi ventana
cristalitos se formaban
de escarcha como diamantes.
Yo plasmaba un beso tan fuerte
que creía que detrás
al otro lado del cristal,
a la mañana siguiente
tus labios seguían allí, pegados,
igual de ardientes,
tan calientes que los besaba
y no me cansaba de besarlos...
MMMMMUUUAAAAAAKKKKK

COMUNERO

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs