sábado, 30 de octubre de 2010

ASÍ ES MI SOMBRA




ASÍ ES MI SOMBRA

Ya mi sombra se ha acostado
acurrucada entre suspiros.
Dice que la eche la sábana,
¡¡Y su pijama y su gorrito!!
Me hace gracia la jodía.
Siempre me está acompañando,
si me siento o me levanto,
me sigue donde yo diga.
Habla sin decir nada.
Yo la escucho entre susurros.
Me pregunta, me consulta
y a veces, me da sustos
cuando menos me los espero.
Jugamos en las paredes
yo la dejo mis dos manos
y ella me dibuja pájaros,
¡¡O un perro, o un conejo!!
No quiero dejarla sola,
ni quiero marcharme lejos,
sólo quiero contarla sueños
y que sueñe lo que la cuento,
y mañana al despertar
vuelva conmigo a caminar
tropezando a cada metro.

COMUNERO

viernes, 29 de octubre de 2010

RESURRECCIÓN




RESURRECCIÓN

Hay un brillo en tu mirada
que me hace recordar
aquella niña de entonces,
la mujer que yo adoraba.
Aquella sensual mirada
que antes llenaba
mi cabeza de felicidad.
Y hoy la vuelvo a ver,
como si nunca se hubiera ido,
hasta tus labios enrojecidos
parecen decir mi nombre otra vez.
Y siento latir mi alma,
luchando por conseguirte,
derribando muros,
cortando vientos,
gritando al cielo
no te apagues, sigue ardiendo.
Que la fuente de tu boca
vuelva a apagar mi sed.
Que tu llama siga viva,
y que me queme por dentro.
Como antes, como ahora,
con tu sonrisa cautivadora
y ese brillo que en tus ojos
resucita a los muertos.

COMUNERO


miércoles, 27 de octubre de 2010

VIAJES ASTRALES




VIAJES ASTRALES

Yo que siempre estoy soñando
soñé un día que dormía
en un camino apartado
lejos de bullicios y gritería.

Caminaba por la tierra
de los ángeles del cielo
descubrí allí un sendero
que me llevaba hasta una cueva.

Seguíle el rastro atento,
con mi linterna y mi jumento.
Todo oscuro, todo negro,
y al final,... luces rojas, en plan techno-logía.

Eran las puertas del mismo infierno,
yo oía jolgorio y algarabía,
la gente cantaba, reía y bebía
como en las fiestas de mi pueblo.

Pase, pase, dijo uno con cuernos y rabo.
Pase, pase, COMUNERO,
aquí será usted el primero
en probar nuestros deliciosos caldos.

Y ya que allí me encontraba
respeté todas sus reglas,
bebí del brebaje aquél
y caíme en la condena.

Todo se volvió de rosas,
la luz del día se hacía más bella,
¿estaba yo en el Infierno
o era solo una borrachera?

Saltaba de acá para allá,
y de la risa que me entraba
no podía dejar de bailar
y todo el mundo gritaba:
Bebe, bebe, COMUNERO, bebe más.

Mi caballo me miraba
con cara de pocos amigos,
pero yo me moría de sed
y cada vez me sabía más rico.

Bebe, bebe, bebe más, joven doncel.
Aquí abajo se está bien
pídenos lo que tu quieras,
que aquí lo tendrás concedido.

Trago va, trago viene,
mujeres por do yo quería,
si una bella, la otra más todavía,
VEN PA CÁ la dije a una,
una que sonreía con ojitos de pillina.

Toda la noche con ella,
toda la noche besando,
toda la noche bebiendo,
toda la noche tocando,
su cuello, su pelo, sus tetas
y al llegar la mañana:
¡¡¡MALDICIÓN, no era una hembra,
era el cuadrúpedo de mi caballo, aaaaaaaajjjjj!!!!


COMUNERO


martes, 26 de octubre de 2010

PROMESA



PROMESA

Quiero encontrar a alguien
que me ordene la cabeza.
Que ponga en su sitio las cosas
que siempre que quiero una
me tiro todo el día buscando.
Quiero encontrar a esa persona
que me diga: ASÍ VAS BIEN.
Una persona que tenga los pies en la tierra,
que se sepa de pé a pá todas mis dudas,
mis errores, mis alegrías y mis penas.
Alguien que con solo mirarme
sepa de lo que hablo,
y me siga o me haga seguir su sombra.
Que me descubra todos los caminos
del amor y las tormentas.
Alguien con quien parezca un cojo
si no está, y si está
cantar a una sola voz.
Quiero encontrar ese alguien
que viva en la misma tierra.
Que no me deje o se marche
que me bese con la boca abierta,
cuando quiera, cuando sea,
cuando las palabras no vean otra forma mejor.
Que tenga la piel suave
y las manos de princesa.
Que me haga llegar a tocar las nubes
y me abrace con fuerza.
Por que yo soy de esos
que suben y suben
y si no tiene a nadie
cae a lo más hondo
y me hundo y no respondo.
Por eso quiero que alguien
aparezca y me recoja,
que me quiera y me proteja,
que nunca jamás se marche,
que nunca jamás se enfade
aunque yo me lo merezca.
Alguien tan guapa y tan amable
que por darla la diera
mi corazón, mi vida, mi alma entera
por una historia de amor,
por una PROMESA.

COMUNERO


domingo, 24 de octubre de 2010

EL SONIDO DEL AMOR



EL SONIDO DEL AMOR

Fue un milagro el encontrarte.
Jajaj, si,
como el que se encuentra un billete
y piensa que no es de nadie.
Como el que sale de noche
y le siguen los zapatos.
Fue una suerte el cruzarnos
las miradas sin querer.
Las chispas hicieron arder
el fuego de nuestras manos.
Tu hablabas sin parar
yo quería echar a volar
y con mil estrellas del cielo
atarlas y hacerte un ramo.
Te reías, jaja,
y cuantas más veces lo hacías,
más ganas me entraban de abrazarte.
Y lo hice,
y lo hicimos.
Mariposas recorrían tu cuerpo,
por el mío, un torrente de suspiros
que quería entregarte.
Los dos allí, como dos locos rendidos
mirando a la luna dejamos
que siguiera su curso el destino.
Sin ataduras,
sin ambalajes.
Sin reglas ni convicciones.
Sin excusas ni razones.
Escuchando el sonido de la noche
como una caracola habla a los oídos.
Perdidos.
Perdidos.
Perdidos...
Perdidos nos acordamos del tiempo transcurrido
y repasamos los sueños que tuvimos
y el sueño en el que estábamos
tu a mi lado en una nube y yo...
Yo, AMOR, feliz volando contigo.

COMUNERO


viernes, 22 de octubre de 2010

AÚN ES PRONTO


AÚN ES PRONTO


Sentir amor por alguien
es sentir que tu vida es suya,
que lo que a mí me pase
no importa si ella está bien.
Es como esconder
las tristezas en una caja
dejar que los corazones
brinquen y bailen
que se embriaguen los suspiros
que se llene de latidos
el aire.
Que en invierno salgan las flores
que en verano caigan copos,
que el rocío de la mañana
sea como las lágrimas
que se desprenden al sonreír.
Sentir amor por alguien es eso,
sentir. Llenarse las manos de besos
caer en un pozo sin fin,
dejar que su cuerpo y el tuyo
se conviertan en algo tan bello
y no puedas decidir
si fijarte en sus ojos, en su boca,
en su pelo,... ummmmm
dormir todas las noches soñando
que te acurrucas en su pecho.
Contemplar la luna llena,
las estrellas y los luceros,
deseando al amanecer
despertar en el mismo lecho.
Y verla vestirse despacio,
siguiendo las curvas de su contorno,
y en silencio, como un juego,
decir a media voz, retozando:
¡QUÉDATE, NO TE VAYAS,
AÚN ES PRONTO!

COMUNERO

miércoles, 20 de octubre de 2010

ABURRIMIENTO CON GRIPE ON THE ROCKS



ABURRIMIENTO CON GRIPE ON THE ROCKS



La lista de nombres es tan larga
que los últimos que recuerdo
son los primeros que me llaman la atención.
Hay nombres de todo:
de personas,
de animales,
de cosas que tienes a mano,
cosas que sin ton ni son hablan
sin mover ni un alfiler,... ¿qué raro ehh?
Buff.
Hay nombres para todo:
si estás triste,
tristeza;
si alegre,
alegría;
que no te sale ahora mismo la palabra
pero sabes que es una que se dice
muchas veces cuando no sabes muy bien qué es:
aburrimiento.
Eso. Como ahora
que sientes en la cabeza una modorra
y es que cuando estás a punto de coger la gripe
pasa eso y yo lo sé.
En fin, habrá que aguantar con lo que sea.

COMUNERO

sábado, 16 de octubre de 2010

LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (5ª parte)



LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (5ª parte)


Estoy seguro que lo que tu inventes, imagines o sueñes
no tendrá nada que ver con lo que yo te iba a contar, pero...
Podría haber escrito un texto mágico, un texto sublime,
un texto tan elevado que seguramente algunos se hubieran quedado
perdidos en el principio. Y ya que estábamos en unas horas que no son horas
dentro de un bar viendo al camarero mirar los vasos a contraluz,...
rodeando una mesa con los ojos enrojecidos por dormir y esperando
que un servidor terminara de una vez... Acabemos ya:

Todas las historias tienen un final,
todas tienen algo más que nos deja un gustillo en la boca,
"algo" alegre o "algo" triste, "algo" que nos hace reflexionar... No sé.
Ésta, como en el título han comprobado, la tristeza se pasea
como un hada de novela, sin ser nada más que la ternura que tres niñas
provocaron en el narrador, osea, yo.

...Llegó mi hora y tenía que marchar. No sabía cómo decírselo.
Fui recogiendo la pala y el cepillo y las eché en la carreta casi sin ruido.
En silencio me fui alejando, mientras ellas, las tres gitanillas,
seguían cantando y jugando, sin darse ni cuenta que ya no estaba allí.
Seguramente mañana ni se acuerden, pero a mí, a mí me dejó un recuerdo
aquellas palabras, todo lo que me reí, lo que dije y me dijeron, uuufff... lo siento.
Creo que mis ojos se volvieron borrosos para empañar lo que me estaba ocurriendo.
Y, sin querer, en mis manos una gota cayó.
Y sonreí.
Y miré la cuesta que debía de subir. Y me alegré de hacer ese esfuerzo,
de terminar mi faena, de haberlo pasado tan requetebien con tan poco. En fin...

No me atrevo a acabar y que todos los que empezaron a leerlo
se sacudan del asiento estremecidos de nostalgia.
Pensemos que seguimos soñando, que el amor, la vida y el porvenir
son esas tres niñas que se quedaron en el jardín jugando.
Pensemos que cada uno es ... su propio jardinero.
Que cada uno es el dueño de sus actos y que siempre estaremos acompañados
por la inocencia que un día tuvimos ¿si?.

¡Vayámonos a acostar y en el camino hacia la cama, empecemos a soñar
lo que tu, o tu, o tu te hubiera gustado decir y poner punto y final
a la HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA! ¿Os parece bien?

...

¡¡¡¡GRACIAAAAAASSSSS!!!!

COMUNERO
Dedicado a L.

martes, 12 de octubre de 2010

LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (4ª parte)



LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (4ª parte)

... Ya sabía yo que en algún momento aparecerían las otras dos niñas.
¡Y efectivamente! Sin darme cuenta, allí
bajando la cuesta, venían a paso lento
las dos chiquillas que faltaban, agarradas de la mano,
una gritando ¡¡¡¡AMOOOORR!!! ¡¡¡AAMOOOORRRR!!!
y la otra, jaja, la otra hablando con las nubes, las farolas y con los pájaros
les decía: ¿Vosotros cuántos años tenéis? Yo he cumplido cuatro.
Aunque no quería dejar lo que estaba haciendo
me dió por levantar la cabeza y sentadas las tres en el borde de la acera
me obserbaban como si fueran las guardianas que vigilan que no se escape el preso.
¿Qué haces?
(Ya empezamos...)
¿Cómo te llamas?
(Tranqui COMU, no te alteres)
Yo soy VIDA, y esta chiquita es EVERLINDA, para que te enteres.
¿Os podéis callar? ¿No véis que está trabajando? dijo la mayor.
Dejé el rastrillo, me incorporé, y como si me doliera la espalda
(que me dolía) fui a paso de viejo hacia la botella de agua para beber.
Se llama COMU, y es mi amigo.
Eeeehh, señorita, yo soy amigo de todos.
¿Mío también? Preguntó VIDA.
Siiii, (grrr) también.
¿Y mío? ¿Y mío?
Siiiii, joooerrr.
Jajaja, se miraron entre ellas como si hubieran encontrado un tesoro,
como si yo fuera el genio de una lámpara y me pudieran pedir cualquier cosa,
sus más añorados deseos.
¿A qué vas a hacer un jardín? (dijo AMOR)
Siii.
¿Con columbios y toboganes? (VIDA)
Siiii (dije por decir, por que eso no es lo mío, pero era mejor así)
¿Y vamo a podé jugá? (EVERLINDA)
Eso ya lo veremos, pero si os portáis bien y no lo ensuciáis, creo que os dejaré.
BIEEEEEEEENNNNN (respondieron al unísono, dando palmadas y abrazándose también)
Pero ahora,...
¿Qué? ¿Qué? ¿Qué?
Tenéis que hacerme un favor...
¿Cuál? ¿Cuál? ¿Cuál?
Recogerme los papeles y las piedras, y echarlas aquí.
Dios, parecían tres soldados, una tras de la otra, como gallinitas picando granos,
recogían los papeles y los cantos y me los echaban en la carretilla
para que yo los llevara a tirar...
Las tres cantaban una cancioncilla enseñada en la escuela y a mí
al verlas tan afanosas, me entraban ganas de reír.

El final de mi horario laboral se acercaba,
pero aún queda por contarles algo.
Prepárense, váyanse preparando... (CONTINUARÁ)

COMUNERO

domingo, 10 de octubre de 2010

LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (3ª parte)



LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (3ª parte)

De las tres niñas aquellas, la mayor se fijó en mí
y detenida en la acera animaba a las otras para que se adelantaran.
Estuvo un rato mirando lo que yo hacía
y de reojo la veía moverse de un lado a otro.
Como si quisiera llamar mi atención.
Ni caso.
A trabajar.
No te pagan por charlar.
Y menos con niñas gitanas que lo único que dan
son problemas.
¿Qué haces?
Trabajando.
¿Vas a ponerlo bonito?
Siiii, así que no me entretengas
que tengo mucha faena y no lo puedo dejar.
Ah.
Duro, COMU. Tu no dejes que te molesten que luego vienen más
y cuantos más niños vengan, menos te van a dejar hacer.
Oye, ¿me puedes hacer un favor?
¿Qué? ¿Cuál?
Llenar esta botella de agua.
¿Para beber?
Si.
Dámela.
Ten.
En realidad, era una forma de que también ella hiciera algo.
Que se fuera con las otras y en un rato largo, yo seguir con el jardín.
No creo que pasaran ni tres segundos.
Al momento, como un susto, ya estaba aquí.
Con la botella entre sus brazos,
con un brillo chispeante en los ojos,
como si fuera un perrito que le tiras un hueso y va a por él corriendo
para poder seguir jugando.
Toma.
Gracias.
¿Cómo te llamas?
COMU ¿Y tu?
Mi nombre es AMOR y soy la mayor de mis hermanas.
Ah.
Ah.
Jajajajaaa, nos echamos a reír los dos sin remedio,
no sé si por repetir lo del AH o porqué, lo que sé es que se sentó allá a un lado
y cada vez que levantaba la vista y nos cruzábamos,
volvíamos a reír, bueno hubo un momento que hasta las lágrimas me salían sin querer...

Pero había que seguir...(CONTINUARÁ)

COMUNERO

sábado, 9 de octubre de 2010

LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (2ª parte)



LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (2ª parte)

Érase que se era...
comenzaba la historia
y dejaba en mi memoria un recuerdo imborrable.
Seguro que a ustedes ni les va ni les viene
pero para mí fue la cosa más tierna que nunca me pasó.
Como todos sabrán trabajo de jardinero,
si, de esos que van plantando flores,
regando los jardines,
podando árboles y recogiendo los papeles que algún desaprensivo tiró,
sin importarle lo más mínimo la suciedad, la fealdad y las cosas tan bellas
que se esconden en lugares así.
El otro día, sin ir más lejos,
me mandaron acondicionar uno,
uno de esos jardines olvidados,
lleno de arbojos, con dos árboles escuálidos,
medio marchitos,
había uno que las ramas se las habían cortado.
Daba pena, de verdad.
En fin,
yo a la tarea.
Desde las ocho de la mañana rastrillando
las hojas secas, los papeles, botellas de plástico llenas de arena,
medio enterrados, medio deshechos, incluso había cacas de perro por todos lados.
Luego me puse a cavar.
Toda la tierra había que cambiarla.
Solo la tierra superficial, por que luego se echaría la buena.
La tierra negra, como la llaman aquí.
Tierra rica en minerales que después de sembrarla de hierba fresca haría crecer
un jardín hermoso, con flores, con una fuente y árboles preciosos.
Fueron pasando las horas.
Yo seguía a lo mío.
De repente oí el griterío de unos niños que salían de la escuela.
Algunos hablaban del partido que habían jugado,
otros de los deberes que les habían mandado,
y al final,
alejados de todos vi que se acercaban tres niñas gitanas...

No les aburro más,
otro día continuamos,
¿les parece bien?

COMUNERO

jueves, 7 de octubre de 2010

LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA (1ª Parte)


LA HISTORIA MÁS TRISTE JAMÁS CONTADA

Esta es una historia muy triste
de esas que se cuentan en los bares a media noche.
Bueno a media noche no, a eso de las cuatro o las cinco de la mañana.
Cuando casi todo el mundo ya no sabe de qué hablar.
Cuando todos se quieren ir a acostar, pero nadie,
nadie quiere levantarse el primero.
Ya saben.
A esas horas en que la música está tranquiiiila.
El camarero limpia los vasos y los mira y remira a la luz de una bombilla.
Cuando los ojos ya no son ojos, sino semáforos en rojo que se empañan y parpadean
cada vez más, y más, y máaaaaasss, pero mucho máaaaaaaaaaasssssss...
Esas horas en las que las risass se escapan solas
y las lágrimas también.

En fin,
a lo que vamos,
la historia triste viene ahora.
Saquen los pañuelos,
abran bien los ojos,
dejen de hacer por un rato lo que estaban haciendo
y leámos.
Aaaaah, si es que hasta yo casi lloro solo de recordarlo.
En fin,
ustedes lo entenderán, ya verán, ya.
Y después cuando lo hayan leído, comprenderán
el dolor que se siente cuando "algo" que te cuentan
pudo pasar y nuncajamás haber sucedido.


Todo comienza con un
Érase que se era... (Continuará)

COMUNERO

lunes, 4 de octubre de 2010

TEQUIERO




TEQUIERO

Hoy has vuelto, MIAMOR,
con la cara descubierta,
con el tiempo
con la sensación aquella tapada entre pañuelos
que me hacía soñar
y volver a reír,
y decir a los cuatro vientos
TEQUIERO.
Sin dolor,
sin nostalgia,
sin gritar ni desnudar
las palabras.
¿Es así como se dice?
TEQUIERO, TEQUIERO, TEQUIERO.
Disolviéndose en la vista
horizontes bellos,
como los rizos de tu pelo,
como las brisas,
como las risas que sin prisas se acumulan en mis dedos
y tu boca
y tus labios
y tus ojos enamorados
vuelven aquí diciendo:
TEQUIERO, uuufff,
no me aguanto,
ya no puedo, ufff
TEQUIERO.
AAAAUUUUUMMMMFFFFMMMMMUUUAAAKKKKKKK.

COMUNERO


domingo, 3 de octubre de 2010

EBRIO


EBRIO

Aaay los poemas...
¿Qué se puede decir?
Los poemas son...
son como pompas de jabón
que volando
van buscando
otra pompa
que les deje un rinconcito
en el hueco de tu corazón
y explotar por todo tu cuerpo
su aroma.
Los poemas...
¡Qué bonitos y qué tristes!
¡Con qué alegría se reciben
y con qué gustito se paladean!
Hay veces,
que escribes
como si vieras caer las hojas,
y te quedas leyendo, mirando, soplando
a esa yema de esa ramita que va brotando...
¡como ahora! Que respiras
y en tu mente se forma
la imagen que uno adora
contemplando
cómo se van acumulando
en el tronco de un árbol
más hojas,...
Hojas que laten
igual que un ser vivo,
como si todas juntas
formaran la vida que uno ha vivido,
y la que vive,
y la que vivirá.
Porque, los poemas,
son sueños.
Son las caricias que todos queremos.
Son como los besos
que deseamos
y muchas veces los guardamos
porque no nos atrevemos a dar...
¡O mejor a regalar!
Ayyy, los poemas...
Si,
yo creo que si,
que los poemas son bellos.
Aunque haya algunos que no se entienden ni ellos
todos guardan su secreto.
Un secreto como una flor,
o unos ojos en la sombra,
o las palabras de un dios
que susurrando nos dicta
di esto o esto no,...
Yo,
no es que lea muchos,
pero si me pongo,
creo que estoy bebiendo.
Como si hubiera un vaso de vino
y al lado una botella.
Y a medida que voy recorriendo
cada uno de los versos
es un trago que me vuelve
cada vez más ebrio.
Jajaja, espero que a ti no te pase lo mismo
porque con lo que llevo escrito
seguro que ya estás borracho,
o te has ido a por otra de cosecha.
Jajaja, madre mía, amigo,
cómo me alegra que estés conmigo
aquí, leyendo,
dejándome decirte las tonterías que
se me pasan por esta cabeza.
Y ahora... ¡Vamos, de verdad,
a tomar algo!
Pago yo, no te preocupes,
estás invitado.

COMUNERO

¿De dónde eres?

RECETA DE HOY

PREMIO ESCUDO DE POETAS

PREMIO ESCUDO DE POETAS

ASÍ ESTAMOS EN EL RANKING

Wikio – Top Blogs